CRIMINALES DE LA HISTORIA


•Introducción:

La segunda mitad del siglo XIX y todo el XX se convirtieron en el período histórico con los asesinatos más masivos, planificados para acabar con poblaciones enteras. Los tiempos del progreso son también los tiempos del genocidio. Durante ellos, ascendieron oscuros personajes que aspiraban a la eliminación total de poblaciones muy concretas, o que simplemente contaban con los medios para hacerlo y así conseguir sus objetivos económicos o políticos. Presentamos a los más siniestros y mortíferos:





Leopoldo II, el avaricioso:

El primer genocida de la historia contemporánea no actuó movido por convicciones ideológicas, ni por intensos odios raciales, como es el caso de la mayoría de los protagonistas de este artículo. En cambio Leopoldo II de Bélgica actuó, lisa y llanamente por una irrefrenable avidez de dinero y poder.

"Pequeño país, pequeña gente", había dicho ya de joven Leopoldo II refiriéndose al Estado que iba a heredar. Creció animado por el impulso de poseer algo mucho mayor que su minúscula Bélgica, que tenía una superficie similar a la de la provincia española de Murcia. Interesado por la geografía, recorrió el Mediterráneo y el sudeste de Asia, visitando los territorios denominados de las potencias europeas. Llegó a la conclusión de de que , en sus propias palabras, "Bélgica necesita una colonia" y, tras fracasar en sus intentos de comprar las islas Fidji, o incluso las Filipinas a los españoles, giró su mirada hacia África y siguió con sumo interés las expediciones de Cameron y Stanley.

Cuando Stanley cruzó el continente negro de este a oeste descubriendo de curso del río Congo, Leopoldo de dio cuenta de que ese territorio apenas cartografiado podía ser la colonia con la q soñaba. Se reunió con el y le patrocinó su segundo viaje con el objetivo de que construyese una carretera y le comprase todo el marfil que pudiese. Al mismo tiempo, comenzó a crear una maraña de asociaciones filantrópicas internacionales que justificasen sus actividades en el Congo. Con habilidad zorruna, se dio cuenta de que una expedición militar no tendría apoyo en su país ni en la comunidad internacional, y decidió ocultar sus intereses bajo el revestimiento de nobles objetivos humanitarios para civilizar los territorios africanos, cristianizarlos y, sobre todo, liberarlos de traficantes árabes de esclavos.

- Una gan hacienda en África. Durante de Congreso de Berlín de 1884 - 85, en el que los europeos de repartieron África, vio aprobado internacionalmente de dominio sobre la nueva colonia. De inmediato, en mayo de 1885, creó por decreto real el Estado independiente del Congo, del cual se hizo soberano personalmente. El nuevo país era sesenta y seis veces mayor que Bélgica. Su sueño se cumplía. El anzuelo con el que Leopoldo II se había ganado a las potencias internacionales pera que permitiesen sus ambiciones era que el Congo sería una zona de de libre comercio. Pero pronto lo incumplió exigiendo impuestos a loa importación. Mientras, creaba una red de infraestructuras (ferrocarril y carretera) destinada a extraer marfil y establecía un sistema de comisiones para sus agentes, que mejoraba cuanto más barata obtenían la materia prima. Prohibió la circulación de dinero en el país, de forma que los únicos que cobraban eran los blancos europeos que contrató como mercenarios para imponer el orden o como comisionistas. Tanto los unos como los otros podian utilizar la fuerza para conseguir sus objetivos, y vaya si lo hicieron. Hacían trabajar a los nativos sin horarios, con la única compensación (no había dinero para ellos) de no ser castigados, mutilados o asesinados.

Por ejemplo, un funcionario de Estado del Congo explicaba cómo sus baúles y cajas eran transportados por "filas de pobres diablos encadenados por el cuello", y un noertamericano de lso primeros en denunciar los malos tratos en el Congo declaró que " me ofrecieron esclavos e pleno dia" y escribió una carta abierta al porpio Leoplodo denunciando que el “gobierno de Vuestra Majestad compra, vende y roba esclavos… La mano de obra esta compuesta por esclavos de todas las edades y de ambos sexos..(1)

Enver Pasha, el represor.

Even Pasha, dicatador de facto del imperio otomano durante la Primera Guerra Mundial como líder de los Jóvenes Turcos, reaccionó ante sua aplastante derrota en la batalla de Sarikamish( en la Alemania dominada por los rusos) culpando a los armenios.Ordenó que todos los reclutas de esta etnia en el ejercito otomano fuesen desarmados, desmovilizados y destinados al campo de trabajo. La mayoría de ellos fueron ejecutados o convertidos en peones camineros.
El 24 de abril de 1915, cuatro días despues del estallido de la revuelta de Van, el gobierno de Jóvenes Turcos consideró que afrontaba una sublevación popular de corte nacionalista dentro de los límites de su imperio, optó por deportar a sectores importantes de la poblacion armenia hacia el sureste de Anatolia. Según fuentes armenias, ese mismo día se ordenó el arresto de 250 intelectuales, de lsoc uales la mayoría fueron ejecutados de inmediato. A esto siguieron poco después órdenes para la deportación de cientos de miles de armenios de todas las regiones de Anatolia a Mesopotamia y lo que actualmente es Siria. El gobieron turco no puso los medios para proteger a los armenios durante su deportación, ni en su lugar de llegada.
Tras el reclutamiento de la mayoria de los hombres y los arrestados de ciertos intelectuales, tuvieron lugar masacres generalizadas a lo largo de todo el imperio. En Van, el governador Cevdet Bey ordenó a las tropas irregulares cometer crímenes para forzar a los armeniso a rebelarse y justificar así el cerco de la ciudad por el ejército otomano. Según un mercenario venezolano que sirvió en el ejército turco,Cevdet Bey mandó asesinar a todos los varones armenios de la ciudad. Según los autores turcos, en Van lo que aconteció no fue sino una revuelta armenia y la posterior represión de la misma por tropas otomanas durante las mismas fechas.
Se calcula que existieron unos 26 campos de concentración para confinar la poblacion armenia, situados cerca de las fronteras con Siria e Irak. Según fuentes armenias, algunos de ellos pudiaron haber sido únicamente lugares de emplazamientos de fosas comunes. Otros habrían sido áreas de confinamiento donde morían de epidemias e inanición. El genocidio armenio duró hasta 1917 y se calucla que en él murieron entre 1,2 y 2 millones de personas.(1)

• Hitler, el exterminador.

Los asesinos masivos ordenados por Hitler y sus principales lugartenientes marcan la cima de la maldad de esta centuria genocida que ha sido el siglo XX. Incluso un hombre tan próximo a él como Albert Speer, su arquitecto de cabecera y ministro de Armamentos, lo defendió al acabar la Segunda Guerra Mundial como una "figura domoníaca", "uno de esos fenómenos históricos inexplicables que surgen con poca frecuencia en la humanidad", cuya "personalidad determina el destino de la nación".
La Alemania empobrecida y humillada tras la Primera Guerra Mundial y el Tratado de Versalles de 1919 fue un terreno abonado para un liderazgo carismático como el de Hitler, que se consideraba investido de la misión histórica de conducir a Alemania hacia un destino heroico. De hecho, Hitler había sufrido en juventud humillaciones ( fue rechazado como artista y estuvo sumido en la pobreza) y derrotas ( como soldado de la primera guerra mundial). Su drama y su afán por sobreponerse eran similares a los de su país, lo que puede explicar por qué se produjo esa identificación casi religios entre él y sus ciudadanos.(1)

• Stalin, el deportador.

Secretario general del Partido Comunista Soviético desde 1922, El georgiano Josif Stalin consiguió hacerse con el poder total hacia principios de los años treinta.De talante implacable y dado a las soluciones tajantes, en su lucha por mantenerse al prente del Politburó no dudó en utilizar el asesinato político para deshacerse de sus enemigos.(1)

Pol Pot, el secretista.

Se llamaba en realidad Saloth Sar u había nacido en una familia de campesinos acomodados. Se educó con los monjes budistas, pero estos lo consideraban poco inteligente y prescindieron de él. Decidió trasladarse a Phnom Penh y allí vio cómo una de sus hermanas era aceptada en el cuerpo de baile del rey y se convertía en su concubina. Este episodio le generó un rencor que siempre llevará dentro. A pesar de los pesares, consiguó una beca para ir a estudiar a París, donde estaría en contacto con las teorías el marxismo- leninismo.(1)

Revolucionario y dictador comunista de Camboya (Kompong Thom, 1928 - Sa Ngaam, 1998). Procedente de una familia campesina, fue monje durante algún tiempo en un monasterio budista. Durante la Segunda Guerra Mundial (1939-45) se unió a las fuerzas de Ho Chi Minh que luchaban contra la dominación colonial francesa en Indochina y contra la ocupación japonesa. Al acabar la guerra, ingresó en el Partido Comunista de Camboya (1946) y realizó una estancia en París (1949-53), durante la cual se dedicó a la agitación política y no sacó adelante sus estudios de electrónica.
Luego fue maestro en Phnom Penh (1954-63), hasta que decidió consagrarse por entero a la reorganización del partido y a la lucha clandestina, primero contra el régimen del príncipe Norodom Sihanuk y luego contra la dictadura militar de Lon Nol. Creó el movimiento guerrillero de los jemeres (o khmer) rojos, inspirados por la doctrina de Mao Zedong, con el cual acabó derrocando a los militares y tomando el poder en 1976.
Durante los tres años de régimen jemer, Pol Pot ejerció una dictadura maoísta a ultranza, dispuesta a exterminar todo rastro de burguesía, clases medias, intelectuales, disidentes, vida urbana e influencia occidental. Impuso trabajos forzados, campos de concentración, torturas y asesinatos en masa, que provocaron más de un millón de muertos (casi dos millones si se cuentan los efectos del hambre que también causó su régimen).
En 1979 fue derrocado por una intervención militar del vecino Vietnam (prosoviético). Pol Pot se refugió en la jungla, encabezando nuevamente la guerrilla jemer e imponiéndose de manera sangrienta a cuantos le disputaban el mando. En 1985 se anunció oficialmente su sustitución y en 1997 fue juzgado por un tribunal de la guerrilla, en el marco de las luchas internas entre las distintas facciones de los jemeres. Acorralado por la presión militar del gobierno camboyano, de las facciones jemeres disidentes y del ejército tailandés que le impedía la retirada, murió de un ataque al corazón.(5)


Andrei Romanovich Chikatilo.

Su actividad criminal lo llevó a realizar al menos 53 asesinatos. Conocido como "el carnicero de Rostov", vivía una doble vida, como hombre casado trabajador y miembro de la sociedad comunista del momento, y como asesino dotado de gran habilidad para ganarse la confianza de los niños y disfrutar con impunidad de sus horrendos crímenes.
Hombre con problemas sexuales, impotente, vivió en Rostov del Don, ciudad a unos 800 km de Moscú, donde atrajo principalmente a sus víctimas. Actuaba principalmente en estaciones de ferrocarril y de autobuses. Después de doce años de actuar impunemente, finalmente fue descubierto en 1990.
En una ocasión estuvo detenido y al comparar su sangre con el semen encontrado en una víctima al no emparejar quedó en libertad. Otra vez libre continuó con sus crímenes.
Sin embargo los investigadores tenían la certeza de que él era la persona a la que buscaban, y al detectarlo en otra ocasión al salir de un bosquecerca de una estación confirmaron sus sospechas. Él comentaría más tarde: "Yo soy un error de la naturaleza, una bestia enfadada".(3)


•Elizabeth Bathory.


Se afirma de ella que pertenecía a la nobleza húngara, pero esto, en una época en donde los nacionalismos estaban harto mal definidos, es inexacto. Nació y vivió en Hungría, pero a su vez estaba emparentada con Esteban Báthory, nada menos que rey de Polonia, al tiempo que formaba parte de esa nebulosa entidad política que era el Imperio Habsburgo. Desde pequeña mostró una cierta tendencia a ser taciturna, lo que se agravó con algunas malas influencias familiares. Un matrimonio no particularmente desgraciado, pero sí algo conflictivo (en particular por los recelos del marido ante las peregrinas alteraciones psicóticas de la mujer), sumada a la tiranía de una suegra hábil en el arte de amargarse la vída a sí misma y a los demás, ayudaron a terminar de trastornarle la cabeza.

Erszébet, mujer culta e instruida en una sociedad en donde sus congéneres femeninas apenas sabían leer y escribir, se aburría de lindo ante una suegra que le impedía toda diversión. Descubrió entonces que tomar doncellas, forzarlas a tener relaciones lésbicas, y clavarles alfileres para hacerlas retorcerse de dolor, era una efectiva manera de descargar tensiones. Este deporte se fue agravando con el paso del tiempo, pero en su condición de mujer noble, pudo reunir una pequeña corte o camarilla que se encargó de buscar víctimas ente las chicas pobres de los alrededores. Mientras duró el brutal régimen de terror de la condesa Báthory, los alrededores de su castillo en muchos kilómetros a la redonda llegarían prácticamente da despoblarse de mujeres.

Lo peor vino cuando, a consecuencias de un infausto accidente, Erszébet "descubrió" que la sangre de las doncellas jóvenes la hacía verse más joven. Montó entonces una verdadera industria de faenamiento de doncellas, desangrándolas y bañándose en su sangre, lanzando gritos como una loca posesa.

A pesar de sus esfuerzos por disimular la larga serie de perversiones sexuales, torturas y asesinatos de doncellas, los rumores corrieron. Aunque intentó mover influencias entre sus parientes, todo fue en vano. Su camarilla fue limpiamente capturada y condenada a la hoguera, en tanto que ella fue recluida de por vida en una habitación tapiada, con sólo una tronera para la ventilación, y una rendija para pasarle la comida. Murió tres años después, el 21 de agosto de 1614, algo superada la cincuentena. Durante los cerca de treinta años que duró su macabro imperio de terror, llevó un diario de vida en donde anotó minuciosamente los vejámenes y torturas que llevó a cabo; gracias a ello conocemos el número total de sus víctimas: 616 mujeres.(4)





•Hitler y Stalin (DVD)

Hitler, fue responsabel de la muerte de casi 10 millones de personas, 6 millones de judíos y entre otros gitanos y homosexuales.
Sufría agresiones por parte de su padre, en una de ellas Hitler estubo en coma durante varios días.(2)

Stalin, debido a las experiencias vividas en su infancia, tenía la autosetima por los suelos, tenía como loq se conoce complejo de inferioridad.
Las características fisicas de Josef tampoco fueron de gran ayuda.(2)





•Conclusiones:

•Bibliografía:
MARTOS, José Ángel. "Genocidas en serie". Muy Historia. (2011) Nº37 p.38-47.(1)
"HITLER Y STALIN, LAS RAICES DEL MAL". Canal de Historia (2006). (2)
http://es.wikipedia.org/wiki/Wikipedia:Portada (3)
http://sigloscuriosos.blogspot.com/2006/08/la-ms-grande-asesina-en-serie-de-la.html (4)
http://www.biografiasyvidas.com (5)